Dios anuncia que:

Aprende más acerca de nuestra misión en nuestro canal de youtube

Quienes somos:
Dios Padre por su amor y misericordia reúne a un grupo de personas católicas, profesionales, procedentes de diferentes partes del país, con diverso estado civil, a quienes no por mérito humano sino por su gracia, inspira mensajes haciendo un llamado urgente a la conversión y mensajes que advierten y previenen sobre un acontecimiento astronómico futuro con gran incidencia y graves consecuencias para la humanidad.

Misión:
Entregar los mensajes que ha dado Dios específicamente a la ciencia y comunicarlos al mundo, para la conversión de las almas.

Visión:
Convertirnos en una unidad que irradie del amor de Dios, que atraiga a los demás hacia el deseo de arrepentimiento y conversión hacia Él y que recuerde a la humanidad la alianza entre Dios y el hombre.

Quien es Judit:
A partir de Agosto de 2015 Dios Padre toma la determinación de confirmar y ampliar la información, las instrucciones y sus mensajes de amor, a través de uno de los miembros de la misión a quien nombró Judit. Dios Padre le dijo: "Judit es tu nombre, la de la voz triunfante, la que le canta a Dios, la fiel a mis mandatos, La guerrera de su pueblo, así te nombro yo."

Esta manifestación sorprende a los miembros de la misión por su contenido profético y doctrinal al mismo tiempo. También es asombroso el estilo que escoge Dios Padre para comunicarse en cuanto es que El mismo quien toma la mano del instrumento para escribir con puño y letra sus mensajes. Textualmente Dios Padre lo explica así: "Necesito tu tiempo, tu mano y tu voluntad. Escribirás cuando te lo digo, documentarás siempre, verás y oirás, hablarás; si, y lo guardarás. Será tu oficio día y noche..."

Dios Padre pide que estos mensajes sean compartidos a la humanidad para anunciar, alertar, prevenir, confirmar y ampliar los mensajes de la Alianza de Dios Padre Misión IO EROS.

MENSAJES

Es el fundamento de todo católico que nos lleva a dar razón de nuestra fe y nos permite cumplir con la misión entregada por Dios Padre de manera firme y constante.

Santidad y Virtud: Ser testimonio del amor de Dios ante las familias, los amigos y la sociedad, llevando una vida acorde con su voluntad.

Verdad: Vivir en común unión con Dios para permanecer fieles, diligentes y obedientes a la verdad, estar en todo tiempo alerta y vigilantes, tener siempre presente su palabra en nuestro pensar y actuar.

Conocimiento: Profundizar en nuestra fe mediante el estudio del Evangelio, el Catecismo, el Magisterio y la tradición de la Iglesia y vivirla.

Anuncio: Llevar y transmitir su mensaje a otros.

Sacramentos: Vivir una vida sacramentada con verdadera conciencia de su significado y trascendencia, especialmente la Confesión y la Eucaristía.

Practicas: Fortalecimiento espiritual al reconocer y vivir la trascendencia de la oración, el ayuno, sacrificio, penitencia, realización de obras de caridad, rezo del Santo Rosario diario, que nos llevan a lo esencial e importante, a reconocer que verdaderamente somos necesitados de Dios.

Disciplina: Mantener orden y responsabilidad con todo lo que se realice.

Perfección: Buscarla en todo para agradar a Dios.

Perseverancia: Mantenernos firmes y persistir en nuestros propósitos como católicos y con los compromisos adquiridos con Dios a través de la misión.

Fe: Vivir y dar razón de ella.

Confidencialidad: Ejercer reserva en todo lo que se requiera.