2019-01-18 Si sufren hambre, dolor, rencor, el Alto os apacigua. Si les pesa la carga y no saben cómo solucionar sus problemas, si sufre su cuerpo y su alma, su Dios os consuela. Pues añoro abrazar a los míos y que acudan a mí en todo, para no ser tentados por el mal, que llenará sus mentes y sus corazones de dudas y ansiedad. Dios: Recaerá el mal sobre las naciones que voltearon su cara a la verdad del Alto, a las naciones sin ley, que apartaron de si mis mandatos y me sacaron de sus hogares, sus escuelas, sus gobiernos y ahora me sacaran de sus templos, borraran lo mío y señalaran a aquellos que me porten y me alaben . Se creen justos aceptando todo el mal, falso amor. Acaso no os di entendimiento para entender que no todo es bueno, ni grato ante, los ojos de Dios e inteligencia para ver las obras del mal. ¿Se creen obrar en amor señalando al pecado como algo bueno y normal engañando a los míos y ensenando a mis pequeños unas ideas confusas de lo natural? ¿Acaso no os he hablado desde el principio de los tiempos sobre lo correcto y lo desagradable al Padre? ¿Acaso no os he alertado de las llamas eternas y las consecuencias de vivir por la carne? Se creen sabios, previendo un futuro más igualitario y tolerante, justos y misericordioso con otros cuando el pecado jamás podrá curarse con más pecado y engaño, la verdadera misericordia no busca satisfacer lo propio, no es egoísta. La verdadera caridad no busca reconocimientos, grandes movimientos ni atención. El verdadero amor actúa en el silencio, anonimato, brota de la verdad que es la palabra y la asienta en el nombre del mismo espíritu y produce solo frutos de amor y gozo. Sus frutos son escándalos. Sus frutos: confusión. Sus frutos desconsuelan y no traen paz. Hipócritas, interesados, que buscan unir almas a su pecado con tal de justificar a las multitudes su mal y que sea llamado bueno y normal. Ustedes que guardan rencor a aquellos diferentes y señalan a los míos. Hipócritas el mal recae y caerá entre aquellos en los que mora. Pero el espíritu guardara al justo e intachable. Al que busco verdad y siguió mandato y lo amo con su vida. No es de Dios todo lo que verán sobre el orbe. No se dejen confundir mis pequeños, que no os hagan creer que su amor no es el verdadero. Puesto que en el día final, el verdadero amor triunfará.
2019-01-18 Urge el orbe escuche al Padre, amenazas caen sobre la gran nación, el mal desata el odio y este se apodera de aquellos alejados de Dios. Atacaran grandes ciudades y habrá terror. Mis pequeñitos inocentes mueren en explosiones y bajo el fuego de armas, sin ninguna alerta. A los míos os convoco a jornadas de oración por las almas sorprendidas por la muerte, por las familias temerosas por sus vidas. Será era de horror para la gran nación que se olvidó del Padre, casa de rebeldes que se alejaron de mi iglesia para fundar religiones moldeadas a su antojo. Es esta la razón de la perdida de fe entre ellos. Han seguido mandatos equivocados, creados por el hombre que se reveló de mi verdad, mi única iglesia. ¡Hay de aquellos que imiten su conducta!. A mis críos os digo, miren con cuidado su actuar. Aquel insatisfecho y con ánimo de mejoras que exprese sus ideas con humildad como es debido y que con el trabajo de sus manos se esfuerce por mejorar su comunidad. Pero no sean como aquellos que solo ven lo malo, e insatisfechos salen a buscar otras cosas. Así actuarían como sus hermanos que abandonaron su sí a la misión encomendada y bajo preceptos propios se alejaron del lugar donde el Padre los puso. Igual hicieron todo a su antojo y llevaron a miles por un camino torcido y equivocado. Hay de aquellos que confundan a mis pequeños y los alejen de la verdad.Por esto, instrúyanse en lo mío, aprendan de lo que le agrada al Padre y de lo que es mandatorio para seguir el camino hacia mí y así podrán instruir. Laxos todos y mediocres con lo principal. Aprendan a orar, aprendan doctrina, que mi palabra siempre esté en su boca y la ley en su corazón, para usarla de ejemplo cuando sea necesario y así no caerán en trampas, no seguirán falsos profetas y sabrán detectar donde habita el mal. Os advierto, aquel que no se esfuerce ahora, se lamentara de no acatar palabra. En la TV verán el horror de aquellos sorprendidos por la muerte. ¿Que ofrecen ustedes al Padre? ¿Unos segundos de oración? Ustedes conocen verdad que nadie conoce, y entonces, ¿se quedarán de brazos cruzados? Cuando no les basten sus armas, enfermaran a los seres y verán a miles salir a las calles con máscaras. Será vivir un infierno para estos que pierden la paz y la seguridad, porque su confianza no estuvo puesta en el Alto. Sonarán alarmas para que huyan a sus casas cuando haya amenaza. Misiles sueltan enfermedad por los aires. Aquellos que se llaman míos os digo, postrados y orando, esas armas no tendrán efecto y la hostia consagrada sanará las séquelas. Solo así se salvan. No temas y ofrece sacrificio por mis pequeños. A esto os llamo y os he llamado orad por el mundo, que no sean ustedes como Ismael.
2019-01-18 Los míos se han rebelado, puesto que escuchan todo a su antojo y acatan todo a su parecer. Porque cada cual actúa bajo sus propios intereses. Unos pensando en los suyos, otros en sus trabajos, otros en sus gustos y su tiempo. Y así actúan en desamor. Porque en lugar de entregarse, donarse en amor a otros donan solo de lo que quieren y tienen, donan lo que les sobra y se rinden ante la dificultad. ¿Acaso no he dicho que el sustento de todo es la oración? Se demoran en todo menos en esto, aplaudo mis vigilias, aplaudo aquellos que se unen a mí diariamente en oración y abrazan a su Padre con sus palabras. ¿Pero creen que es suficiente? Primará esto para que se distingan de aquellos que pertenecen al mundo. De actos se formara su fe y su servicio. Se esfuerzan en lo mundano y se quedan cortos por la ausencia de lo santo. Aumentarán la oración para no caer en la carne. Cuando vean que mis mensajes de profecía empiezan a cumplirse, cuando otros instrumentos, los busquen y los SOS sean leídos por miles, organizarán jornadas de oración, para implorar misericordia. Muchos se unirán, desde otros países, todos buscando ser perdonados y protegidos. Se unirán con cantos, rosas a Ave y todas mis oraciones para interceder por la humanidad. Mi corazón de Padre se ablandará. Serán momentos confusos. Muchas iglesias se llenarán de sedientos de Dios y aquellos atemorizados con lo ocurrido. Ustedes apaciguarán el temor con palabras de aliento y esperanza. Aquí se verá su fortaleza. ¿Creen ustedes que mis apóstoles entendían todo y conocían mis planes, y que por esto su fe era inquebrantable? No, ante lo desconocido, ante gente de otros lugares, personas que entendían otras lenguas, ante costumbres diferentes y condiciones adversas. Ante todo esto, su fe los sostuvo. No esperen saberlo ni entenderlo todo, puesto que es allí en donde crece la fe. Practiquen la fe ahora mis adorados, no sea que os sorprendan estos tiempos con rapidez y se les dificulte el cumplir. Pues recordaran que el espíritu esta pronto para actuar, pero está en ustedes el practicar permitírselo. No hay nada que pueda hacer su Padre si no me entregan su libre albedrio. Aquellos que me aman, entregádmelo así. Dios uno y trino, creador de cuanto hay me has creado desde el principio y has puesto en mi aliento y capacidad de actuar me has dado libertad para escogerte y seguir tu caminar. Me has dado voz para aclamarte y con mi palabra darte un sí o un no; Que en este día te escoja solo a ti, que yo opte solo por ti. Que mi alma se incline, solo a hacer tu voluntad y escoja yo solo el agradarte y alabarte y entregarte mi libertad. Te retorno lo que me has dado para ser solo yo de ti y jamás alejarme, ni extraviarme de ti. Judith: Miles de personas caminando al aire libre, entre el frío, en enormes filas que llegan hacia unas edificaciones cercadas, como si fueran cárceles. Hay vigilantes armados. Las personas que caminan lentamente en las filas interminables, son de todas las edades y géneros. Van por voluntad propia. Adentro son martirizados sin saberlo. Sufren grandemente. Parecía como un campo de concentración. Dios: En los países de gran concentración cristiana, han construido estos lugares, que como cárceles se enmascaran. Lugares para hacer el mal a quienes ataquen o amenacen el orden nuevo. Allí enviaran terroristas, pero estarán destinados para los míos que no acaten ley. Morirán en mi nombre, silenciosamente. Van engañados y esto causará gran dolor a mi madre, a ellos les dirán: II Epístola de los Corintios 4, 7 y II Epístola Corintios 5, 15 (Tribulaciones y esperanza del ministerio)
2019-01-18 Hija mía, yo soy el juez divino, el autor de todo. De mi solo sale luz y de esa luz la vida, la que mantiene al cosmos girando, moviéndose lentamente, vida que permite todo orden natural establecerse, vida que inicia cada ciclo del sol, cada ciclo de la galaxia. Han llegado a conocer como es tan solo una milésima del universo y con esto se creen dioses. Miran a los cielos y creen entender cuando solo ven como espectadores aquello que han descubierto lo he permitido yo así, esperando que en cada conocimiento reconozcan mi obra y mis manos allí. El cosmos murmulla, resuenan sus paredes que solo son contenidas por mi grandeza. Son ecos que retumban del corazón del Padre hacia la tierra y de ahí rebotan a IO y se extienden al infinito. Tocan al sol y este se mece del interior hacia afuera, por dentro arde como el corazón del Padre. Salen rayos que castigan, con el calor del celo de justicia, juez divino soy y he venido por los justos. Los rayos están cargados de moléculas invisibles que afectan el aire, las aguas, las plantas y al ser. Ser que menosprecia el aire que el Alto dona para respirar, el agua que calma su sed, el calor que le abraza en el día. Será nocivo y el calor desata pestes. Animales mueren de a miles y sus cadáveres llevan enfermedad por el agua y al comerlos. El Alto indica no beber del agua, ni exponerse al sol. El sol os ha dado vida desde el inicio, luz y es fuente total de la energía necesaria para existir y ustedes, olvidados de gratitud menosprecian este don divino y de todo cuanto ofrece el Alto para subsistir. En vez se han vuelto buitres de la creación. Insaciables. Ocurrirá mucho más rápido lo dicho por la ciencia. El orbe se calienta y de un momento a otro los bolsillos de calor de la geo liberaran gases. Estos sumados a los volcanes y el sol acelerarán todo. Temerán por sus vidas. Pero su contrición no es verdadera sino momentánea. Su arrepentimiento es superficial, porque continuaran en su pecado y en su mismo andar. Ay de aquellos que han vuelto lo antinatural moda y engañan a mis ovejas. Hábiles son con sus palabras, justificar sus abominaciones y su pecado. Se olvidan de todo por satisfacer la carne, por escandalizar y retar al Alto. A ustedes os digo, conocerán mi verdad y verán el mal en sus intenciones. Caerá el peso de sus actos sobre ustedes y los suyos. Proverbios 16, 25 Dios: Hija mía, darás advertencia que aquel que escuchó mi mandato y no acato es un necio. Aquel que espera advertencia y no anda con precaución es un necio. Puesto a ustedes he dado todo y pediré todo de vuelta. Os juzgaré por aquello que escucharon e ignoraron. Proverbios 29 Proverbios 4, 1-9. Sean perfectos como su Padre es perfecto y aspiren solo a lo mejor y a la santidad. Que no sean como el pueblo necio que ignoró a su profeta y fue castigado. Puesto que mi justicia es para todos. Juez divino soy.
2019-01-18 Padre del UniversoMi vida no ha sido nada Ni es nada significante, Si no la vivo para ti. Nada de lo que he recorrido Ha merecido la pena Pero aquí estoy afligida y arrepentida Rogando de tu ayuda y misericordia Borra de mí la basura, el fango, el mal. Saca de mi todo espíritu inmundo De egoísmo, de soberbia, pereza espiritual Borra toda mi vida antes de hoy Para que hoy se marque mi nacimiento A una vida en tu servicio Entregada y llevada por ti Borra de mi todo vicio, borra mi mal Y mi memoria. Para jamás caer otra vez En ser eso que tú aborreces Enséñame a amar, como tú amas A hablar como tú hablas A pensar como a ti te gustaría A desear solo lo santo, A pedir solo lo justo A dar todo para recibir nada a cambio A actuar como discípula tuya Padre del Universo y dueño de toda verdad Mi vida no ha sido nada Hasta hoy que recibo tu verdad Que de mí nunca se aparte Prefiero morir que mirar atrás Te ofrezco mi lucha diaria Para sanar todo mi mal.
2019-01-18 El Padre te enseña: Cuando estaba quieto el Padre dio luz y ésta se extendió por el universo para llenar cada espacio con la verdad, cada rincón con la palabra. Luego el Padre creó las aguas y todo cuanto aún persiste ahora para el hombre. Todo pensado para ese ser pequeño que con amor fue creado, porque todo lo que viene del Padre es amor y todo lo que ama el Padre es sencillo y perfecto. Mi espíritu reposo sobre el orbe porque solo así, cada cosa se nutriría de luz y de aliento para vivir en el orden perfecto creado por el Padre. Eclesiástico 16, 24-27) Dios: Cada ser creado, cada elemento, cada cosa en la naturaleza cumple su función. Al ser trastocado su orden, se cae una pieza más del orden divino. Como una torre de cartas, en cualquier momento se cae la carta que hará que todo se venga abajo. Ay del hombre en ese día en que vea la consecuencia de sus obras y caerá sobre éste el peso de su obrar. Por qué el hombre no escuchó a Dios desde un principio y es esté el principio de todo mal. El Padre habló a su hijo Adán y le dijo “Hijo mío, guárdate de ese fruto y de cualquiera que te hable de sus efectos y vivirás para siempre” y este dijo “Si Padre lo haré” y el Padre le dijo a su hija Eva “Hija mía, guárdate de tus pasiones y curiosidades y obedece a tu Padre” y ésta respondió “Si Padre, lo haré”. Pero al llegar satán olvidaron su palabra y se dejaron seducir por la sed del conocer. Por esto el Padre aborrece la desobediencia, aquellos faltos de palabra y curiosos por conocerlo todo. Aquellos que esperan en su Padre ya conocen la verdad. Aquellos que ponen todas sus esperanzas en el Alto, ya cumplen su palabra y heredaron así su pecado. ¿Qué no ven hijos que todo lo heredan? Detengan su pecado ya para que no recaiga sobre los suyos. Detengan su obrar y clamen al Alto para reparar por las generaciones que han pecado antes de ustedes. Y así en el día del juicio mi corazón misericordioso hallará amor en alguno y salvará ese linaje en congruencia con su promesa. Con una sola gota bastará para purificar. El Alto obra grandes prodigios. Entonces pequeñita, el Alto dio sus mandatos para ayudar al hombre a no caer en su pecado heredado desde su inicio y el hombre con dificultad acata. Acata entonces tú ahora. Que nada esté sobre esta verdad. Verdad eterna, santa, perfecta, que llevará a la morada celestial. He aquí el Rey de Reyes que se abaja al pastor de sus pequeñitos para acompañarlos en el día y en la noche, bajo el sol y en el frio, en lo bueno y en lo adverso. Aquí estoy pequeñitos, os abrazo y guardo. Os llamo y busco a cada uno. A cada uno lo conozco, nombre y clamo para volver a los brazos paternales. Os mantengo abrigados y no os abandono, aún en la noche más oscura. Allí estoy velando por su retorno a mí. Os he visto desde el vientre, crecer y obrar y no hay ni uno solo que mi corazón de padre no añore abrazar. No se ensordezcan ante mis palabras. No ignoren mi clamor. Mi corazón de Padre os ama y espera. Lloro por mis hijitos. Os amo. Os bendigo y observo y espero. Solo espero. La paz mis nenes. La paz.
2019-01-18 Es imperante, oren por Estados Unidos, sus días de prueba son próximos y su maldad se extiende al mundo. El mal se anida allí y determina planes para ejecutar sobre el mundo. A escondidas lanzarán unas armas que hacen enfermar a los seres. Lo hacen sobre mis hijos más pobres puesto que allí no tendrán ciencia para entender ni explicar lo ocurrido. Dirán en la tele que es un virus nuevo y misterioso y que se debe a la poca higiene y mala salud. Centrarán la atención de todos en la salud para angustiar y llevarlos al miedo. Seres enfermos acudirán al Alto para ser sanados. Dios obrará milagros. Los quieren enfermos y débiles para imponerles lo suyo, ser marcados, rastreados, monitoreados. Ya existen estos planes hijos. Publicad esto para alerta de los míos, para que solo acudan al Alto y dirijan sus miradas hacía mi. El arrepentido y afligido encontrará morada en mis brazos y se regocijará volviendo a su Padre. Perdono a todos, enceguecidos por el mal y siglos de pecado. Arrepiéntanse y vuelvan a Mi hijitos y ocuparán su lugar en el cielo. Dios al momento de crearlos en su seno materno, creo un lugar en el cielo para su regreso. Añoro tener a los míos de vuelta en casa. Mis ovejas gozarán de plenitud y amor perpetuo. Eso que añoran y buscan en la tierra solo lo sentirán a su encuentro conmigo y aquí en este lugar celestial donde todos encontrarán la paz y alegría verdadera. El Alto todo lo abarca aquí y gozarán de mi presencia. Plenos estarán con sus más amados. Si. Aquel que me acepte vivirá la eternidad con los suyos, a mi lado. Incluso sus talentos serán guardados para su vida aquí.
2019-01-18 Amós 3, Amós 4,1-3 Dios: Hija mía. Egoístas aquellos que solo piensan en sí mismo y hieren a otros con su poco interés. ¿Creen obrar bien solo cumpliéndole al Padre? ¿Ignorando a sus hermanos? Seguirme a mí es seguir un camino de servicio a todos, a cuantos pasen por su lado. Servicio en amor, ejemplo, oración. Deben ser de otros antes que de ustedes mismos o si no, no conocerán el verdadero amor. ¿Sólo piensan en ustedes, sus familias, sus obligaciones y compromisos? Egoístas. ¿Sólo le cumplen a Dios y se limitan a esto? Interesados, lo hacen por ganarse el cielo y su salvación. ¿Y el otro? ¿Lo dejarán andar solo por su falta de caridad y amor? Se entristecen los ojos del Padre al ver a los críos cumplir pero no por amor. Se debe empezar por el amor. Luego si el deber. Unos cuantos se rehúsan a amar, a hacer familia entre ustedes. Afortunados son de estar juntos y poder compartir a Dios, apoyarse, aprender el uno del otro. Por esto el Alto os ha convocado juntos y no como instrumentos solitarios. No me agrada la falta de amor, no me agrada el solo pensar en la comodidad. Los cómodos no llegan al cielo, tibios. Sus frutos escasos y perecederos. Malaquías 2, 17 hasta 3, 12 Malaquías 3, 13-20. Triunfo de los justos el día de Yavé
2019-01-18 Dios: Profetas, hija mía, aquellos que obran abandonados en mi palabra y olvidados de si, profetas aquellos que con su aliento obran gracias para mí. Profeta el que anuncia y denuncia y porta mi palabra. Profeta aquel que a ciegas me sigue hasta la montaña más alta, sin preguntar el porqué, sin cansar, sin quejarse, a cuestas con su cruz y la de los suyos. Profeta el que obra en nombre del Dios del universo, único, trino, omnipotente, omnipresente, el principio y el fin. Dios de Dios, santo eterno; profeta aquel que recibe del padre y da a sus hermanos. El que porta en sus manos, la iglesia, la virtud, la verdad para derramar sobre las malas aguas y así limpiar. Aquel que en el tiempo amargo es trago de bondad y refugio del abismo abierto sobre el mundo. Profeta aquel que tildado de loco, incoherente, señalado, abusado, despedazado por otros, sufre con gozo y se enorgullece de la palabra dada por su creador, para repartir entre los suyos, para sembrar, limpiar, sanar y traer al cielo a quién busque salvarse. Dichoso aquel profeta que sigue los impulsos de su corazón, corazón donado al padre y por esto con el padre, conectado por amor y misericordia, a quien yo nutro y que distribuye mi gracia y mi luz a todo su ser. Ser que respira mi espíritu, por su sangre recorre la sangre del hijo que lo limpia y sustenta el aliento del espíritu que lo impulsa y alimenta. Aquel que en su olvido de si, logra mirar solo hacia mí y al fundir su mirada en la mía, obra todo para dirigirse hacia su hogar, los brazos del padre. Y aunque su camino sea difícil, sea de lucha y dolor, llega finalmente a su destino y consigo arrastró de entre las tinieblas a miles que siguieron su luz, que escucharon su predicar y se agarraron de la palabra de Dios. Sobre su espalda lleva a la salvación a las almas, cuyos oídos acogieron sus palabra y ahí me sembró a mi, el verbo, la verdad, el único. Dios: Miren hacia arriba pequeñitos. Que su mirada este fija en mi, así como su confianza, sus fuerzas, su razón para seguir. Y cuando busquen al padre, no les faltará aliento. Recibid esta advertencia sacerdotes, culpables de difamar mi nombre, de lanzar lo santo al piso y pisotearlo, de abusar de su poder y dirigir más ovejitas a los abismos. Ustedes vagos, perezosos, que pertenecen a las tinieblas y no a Dios, jactándose de sus comodidades y olvidando al forastero, jactándose de su ciencia y olvidando quien os dió todo. Envenenan la sangre de mi hijo con sus bocas llenas de blasfemias, que tiñen las palabras de mentira y doble sentido. Ustedes que permiten símbolos pagános sobre mis altares, conociendo su origen y callando para agradar. Manosean el cuerpo de mi amado y destruyen el don más grande por su pereza y por su falta de fe. Poseidos andan por su falta de humildad y acatamiento. Advertencia sacerdotes por permitir demonios en mis templos, por convertir el santo sacrificio en fiesta, en juego, en un simple ritual. Osados con sus palabras. Osados con su laxitud. Osados con sus consejos. Sobre ustedes caerá la justicia y el peso de todos los pequeñitos que pasaron por sus falsas doctrinas, fe vacía y se perdieron por su mal obrar, mal decir, mal ejemplo, mal señalamiento. La fuerza de la justicia el día del aviso los hará caer sobre sus cuerpos, y no tendrán tiempo suficiente para enmendar. Portan mentiras, vanidades e incoherencias. Son una vergüenza, como caen en las garras del que blasfema, de aquel anatema que confunde y habla en nombre del cordero. Teñido está y mis hijos enceguecidos siguen sus juegos. Recibid ahora esta advertencia. ¿A quien juraron su vida? ¿Para que ciñen sus votos? En el nombre de cristo podrán luchar contra los tiempos, de lo contrario serán purgados, relegados y calzinados por el peso de su obrar. Dios abre la Biblia en Jeremías 8, 1-23 Dios abre la Biblia en 1 Corintios 3, 5 Ahora pequeñitos a ustedes entrego mi Iglesia. En sus manos mi tradición y verdad. Abrácenla y ámenla y guárdenla como el tesoro más preciado. Practiquen y reconstruyan sus cimientos y guarden mis mandatos en ella para la eternidad. Cuando lo creado por el hombre desvanezca, cuando lo terreno se derrumbe. Ella permanecerá en alto por ustedes y sobre ustedes, que la mantendrán para la llegada de mi hijo y ahí entre ustedes bajará mi hijo y le dará plenitud y recobrará fuerza.
2019-01-18 Dios: Déjense guiar por el alto que todo lo conoce y ve. Todo está ante Él. El arquitecto de la vida. Estoy dentro de todo y fuera de todo. Enlazo todas las dimensiones y todos los espacios. En cada frecuencia y partícula viaja el poder del alto. Poder invisible y certero que emana luz al mundo y conecta a todo lo que en sintonía con el cielo, sea llamado de Dios. Aquel en gracia y la materia pura que no ha sido tocada por Satán vibra a una frecuencia diferente a las demás y es en ésta donde existe la comunicación entre los míos, conmigo. Es real, no sólo espiritual y esta misma os protege de caer en otros caminos donde no se halle el Padre o el Espíritu. Dios: Aquellos perturbados y ensordecidos por todas las frecuencias de hoy luchan por escucharme. Tanto ruido, tecnología, cosas que habitan en lo visible que ustedes desconocen y es usado por el mal. No deja que descansen sus mentes. Aparatos, contaminación, todo recae en ustedes. Descansen de esto, oren lejos de esto para sanarlos. Encuéntrense conmigo a solas, lejos de ruidos, cosas, distracciones visuales y auditivas. El mal se acelera para hacer su cometido. Cuando caigan ondas raras sobre la estratosfera habrá ruido en los radares y confundidos quedan todos de lo ocurrido. Las ondas serán nocivas para la piel y la salud y las maquinas metálicas que vuelan fallarán. Los expertos no podrán reprogramarlo y deben ir hasta ellas para devolverle las redes al orbe. Esto será fachada para instalar dispositivos de monitoreo hacia los habitantes de la tierra. Eclesiásticos 39, 16 Dios: Podrán usar esto como armas y para perseguir. Se creen Dios, creen poder ver sobre el orbe con ojos omnipotentes, creen poder controlarlo todo. Arrogantes. Creen que le reino que llevan entre sus sequitos de pecado durará para siempre y que incluso sus años les bastarán para obrar en todo y sobre todo como lo hace Dios. Los poderosos del orbe creen que sus planes se llevarán a cabo y que el Alto, no detendrá la aflicción. Doloroso será su día de juicio. Doloroso será ver mi existir. Eclesiástico 39